Formación Especializada en Seguridad, Protección y Emergencias

Cómo redactar tu curriculum para trabajar

Cómo redactar tu curriculum para trabajar

¿Te preocupa encontrar o mantener tu trabajo de vigilante?

Si te preocupa tu estabilidad en el empleo y eso te produce estrés, intranquilidad, incluso angustia, depende de la situación personal de cada uno, yo creo que lo mejor es ponerse manos a la obra y actuar, quitar el “pre” y ocuparnos de hacer lo que esté en nuestra mano, no esperar que las cosas caigan del cielo o se solucionen solas, porque eso no suele pasar.

No te confundas, el hecho de que te interese ser vigilante de seguridad no es un fin en sí mismo, tu cuando ya consigues por fin aprobar el acceso, seguro que no te plantas y dices: ya está, ya he alcanzado la meta!

En ese momento, lo que pasa es que se ha cerrado una etapa, que era la de intentar “poder” ser vigilante, y empieza una nueva, que ya no es poder ser, sino serlo, y además, tener el máximo de estabilidad laboral posible, que no dependas de que te contraten una temporada y ya está y vuelta a empezar.

Como todo el mundo (o casi, pero para nuestros efectos vamos a olvidarnos de los afortunados que no lo necesitan), lo que quieres es trabajar, y en tu caso además en el sector de la seguridad privada, que es donde estás centrando tus esfuerzos.

En Fespe nos dedicamos a la formación en seguridad, protección y emergencias, pero no creemos que la formación sea un fin en sí mismo, sabemos que nuestros alumnos lo que quieren es trabajar en estos sectores, y nuestra misión es aportar la formación que les permita conseguirlo.

Y no solo ofrecemos cursos presenciales o semipresenciales, queremos aportar lo que esté en nuestra mano para ayudarte en todo el proceso que va alrededor de encontrar y mantener un empleo de vigilante de seguridad. Por eso empezamos una serie de artículos que vamos a publicar en nuestro blog y que van dirigidos a que te sea más fácil conseguir ese objetivo, para que trabajes como vigilante y no te agobie pensar en el mañana.

Pero vale ya de introducción y vamos con esta primera entrega.

 

Qué es un currículum vitae y para qué lo quieres

De nuevo, no confundamos, tu objetivo no es hacer un currículum, tu objetivo es trabajar como vigilante de seguridad.

Qué es un currículum

Es un resumen de tus capacidades y experiencias, algo así como una carta de presentación que tu haces para que te sirva para encontrar trabajo.

El currículum ha de tener una estructura fácil, que en un vistazo sitúe a quien lo lea, ha de ser escueto, ir al grano y ser coherente.

Piensa que de cómo sea tu curriculum dependerá que quien empieza a leerlo decida si sigue leyendo o si pasa al siguiente de la lista, ¡y tienes 7 u 8 segundos para atraer su atención sobre tu candidatura al puesto de trabajo de que se trate!

¿te parece que es para hacerlo de cualquier manera?

Evidentemente te juegas tu futuro inmediato, yo creo que es importante hacerlo lo mejor que puedas.

La primera impresión que llega al lector es la apariencia, la visión de conjunto, y la maquetación es fundamental, pero ya entraremos en detalles más adelante …

Qué no es y sin embargo lo puede hundir

Hay cosas que no forman parte del currículum y sin embargo pueden resultarte fatales, hasta el punto de que, puede que aunque causes una buena impresión con la forma y el fondo de tu currículum, si alguna de esas bombas lo contradice, no solo puedes perder ese posible empleo, sino también opciones de futuro.

¿Qué cosas son esas? Puede parecer básico, pero ten muy en cuenta:

  • No mientas en un currículum, créeme que no vale la pena en absoluto, no es tan importante poner una cosa u otra en él, lo que cuenta es el conjunto, y si te pillan, que es muy fácil, … se acabó
  • No aparentes ser una persona distinta de la que eres, no digas que jamás pierdes el control sobre tu apariencia física y luego que puedan verte en Facebook en fotos digamos … comprometidas (y no, no me refiero a tu Facebook, sino al de tus amigos)
  • Tu actividad en las redes sociales se va a comprobar, con mucha probabilidad. No publiques nada en internet y en abierto que no dirías delante de desconocidos o de lo que puedas arrepentirte, una cosa es estar con quien te conoce y otra no saber quién te está viendo y leyendo. Pero ojo, eso no significa que no tengas nada en abierto a todo el mundo: si es así, mosquea un poco (¿por qué sólo para sus amigos? ¿qué no quiere que veamos los demás?) y ¿qué vas a hacer si tu posible futura empresa te pide amistad en Facebook?

Quién lo quiere y no eres tu

Un currículum no lo haces para leerlo en la intimidad de tu hogar, todos los días antes de irte a dormir: lo haces para conseguir un empleo, y para que a ti te sirva para trabajar tienes que conseguir que quien lo lea no te elimine a las primeras de cambio, que al menos puedas entrar a competir con otros aspirantes y que si no es para ti ese empleo, que sea porque eligen a otro candidato, que no sea porque desestimen tu candidatura porque no supiste explicar quién eras.

No pierdas de vista quién es el que quieres convencer: será el gerente, jefe de seguridad, la responsable de recursos humanos, … alguien que puede decidir (quizá no tenga en su mano aceptarte directamente para el empleo, pero seguro que sí que te puede rechazar), y que de hecho va a decidir, entre personas que quieren trabajar como vigilantes en una empresa de seguridad.

Tienes que ponerte en su lugar: necesita elegir personas para prestar servicios con una empresa cliente, que es quien ha contratado a la empresa que le paga su sueldo, y es para eso para lo que necesita a su vez contratar personas: tu vas a ser la cara de la empresa para el cliente!

Con eso en la cabeza tira mano de los curriculums que tiene para valorar y los que le han llegado hace poco tiempo, y que son, en el mejor de los casos, decenas de aspirantes. Lo primero que va a hacer es intentar reducir el número de los que pasen a la siguiente fase, ¿cómo? eliminando los curriculums que, a su juicio y a primera vista, no reúnan los valores imprescindibles que necesita para ese trabajo en concreto.

Las causas pueden ser varias, pero es donde entra la primera impresión, la apariencia del currículum, la “forma”; por ejemplo: no pongas una foto donde aparezcas desganado/desganada y como sin interés!, no presentes distintas alineaciones de párrafos, …

Después vendrá el “fondo”:

  • quizá necesita gente que ya tenga el curso específico de hospitales porque se ha comprometido a empezar el próximo lunes y no hay tiempo de organizar nada, además, si en esta fase lo que tiene que hacer es descartar curriculums y hay gente que ya tiene el específico que le piden, ¿por qué iba a organizar un curso específico? y ¿quién lo iba a pagar?
  • quizá tiene que prestar servicios en un edificio céntrico de Valencia y necesita una apariencia muy presentable (la foto es importante)
  • quizá lo contratan para garantizar la seguridad del transporte de fondos y necesita que tenga carnet de conducir
  • … (innumerables posibilidades)

Y aquí retomo el inicio del artículo: ¿qué puedes hacer tu frente a esto? Desde luego preocupándote no ganas nada, y en cambio si lo piensas y decides qué es lo que puedes hacer tu para colocarte en la mejor posición posible, Y ADEMÁS LO HACES, entonces no tienes por qué preocuparte, ya te habrás ocupado, y lo que no esté en tu mano hacer, mejor te olvidas de querer controlarlo.

Partes del currículum

Datos personales

  • Una foto, de medio cuerpo o de cara, piensa que es para alguien que puede contratarte o no, así que pon una foto seria pero a la vez en positivo
  • Nombre completo (si tienes un nombre compuesto y solo quieres usar uno, adelante, mi nombre es Pedro José pero siempre uso Pedro)
  • Datos de contacto, vamos, sería increíble que no los pusieras y desde luego te merecerías que no te cogieran (que por otra parte no podrían, porque ¿a dónde te avisan? No te agobies con poner un montón de direcciones o teléfonos posibles: pon el tuyo personal y el fijo si los tienes, pero no olvides el mail y la dirección de la casa donde te puedan enviar una carta escrita, a la antigua …
  • Fecha de nacimiento: hay quien dice que no debe ponerse, pero en mi opinión, por ejemplo, si crees que no te van a coger por la edad … y al final resultara que no te cogieran, no sabes si es por la edad, pero si lo fuera, el hecho de no ponerla en el currículum habría hecho que te desestimarán después de ir a la entrevista, por ejemplo, tu verás.

Experiencia

  • Por orden cronológico, de lo más reciente a lo más antiguo
  • En la parte que corresponda a ocupaciones relacionadas con seguridad privada, da detalles como tipos de servicios, menciones especiales, etc.
  • Si es tu caso, prepara una explicación para el tiempo durante el que no aparezcas como trabajando en el currículum, porque lo más normal es que te pregunten en la entrevista. No es malo no haber trabajado durante uno o varios periodos, pero sí que puede serlo no dar una explicación, decir por qué no has buscado empleo, si es el caso, o en qué has empleado ese tiempo que tenías disponible (te habrás formado, ¿no?).

Formación

  • Aquí es importante poner en primer lugar la formación académica que tengas (ESO, Técnico Medio, Licenciatura, …), dónde la estudiaste y en qué años, pero sólo la más alta, si tienes bachiller no pongas también la ESO, con el bachiller es suficiente
  • A continuación Vigilante de Seguridad: Acceso aprobado el xx de xxxxx de xxxx en las pruebas celebradas en xxxxxx, curso de preparación para el acceso realizado en el centro homologado xxxxxxxx, en los meses de xxxx a xxxx de xxxx
  • Especialidad de xxxxx (si tienes explosivos o escoltas), con curso realizado …. lo mismo de antes
  • Cursos específicos realizados:
    • xxxxxx, en (mes) de (año) en el centro xxxxxx
    • detalla todos los que tengas
  • A continuación pon la formación relacionada indirectamente con tu profesión, pero si no puedes presentar un certificado que lo demuestre mejor no des detalles y ponlo de manera genérica. Por ejemplo: cursos de inglés durante los veranos de 2014 y 2015 en Irlanda

Una nota en este punto: es importante poner el centro o los centros donde te has formado porque no, aunque pueda parecer, tienes los títulos y los cuños en la cartilla, pero para una empresa ya le dice algo el que hayas optado por estudiar en el centro X o en el Y. Una vez que tengas la titulación que se exija para un trabajo, a una empresa le interesa coger a la gente mejor formada posible, y no es lo mismo haber elegido un centro u otro. Además, los tienes en la cartilla, … mejor ponlos.

Habilidades relevantes para el sector

Vuelve a situarte: no estás hablando con una amiga/o en una terraza. De lo que consideres que tienes facilidades, piensa en qué le puede interesar o qué puede estar buscando la persona que está leyendo tu currículum: trato con el público, manejo de situaciones de estrés, conocimientos (y en qué medida) de informática, programas ofimáticos y de internet, uso que le das a las redes sociales donde tienes presencia, etc.

Ten cuidado con lo que pones aquí, es mejor no poner habilidades que no tienes porque pienses que te “ayudarán” a tener otra imagen, porque te pillarán tarde o temprano y será peor que si no hubieras puesto nada. No te agobies, es mejor no pasarse de rellenar cosas. Eso sí, no olvides mencionar (y tener, por supuesto) una actitud abierta a aprender para acoplarte a los puestos de trabajo que puedas desempeñar. Ah!, por cierto, tampoco olvides los carnets de conducir, tu afición a algún tipo de artes marciales o deportes, …

Algunos consejos por si te sirven

Redacta el currículum con párrafos cortos y no te enrolles. Da todas las explicaciones que creas que debes dar pero yendo al grano, ¡lo primero que tienes que demostrar es que no desperdicias el tiempo de la persona que está leyendo!

No te pases con el diseño, tienes que conseguir una maquetación amigable, pero no uses más de dos colores de fuentes, por ejemplo, si tienes o quieres resaltar algo puntualmente, juega con tonos de color (de grises si estás usando al automático) y utiliza un tipo de letra no porque sea bonita, sino porque sirva para leer bien, mucho mejor sin complicarte la vida utiliza verdana o tahoma.

Creo que no haría falta, pero no está de más recordarte que lo mismo que no debes entregar un currículum sin fotografía no se te ocurra que te pillen alguna falta de ortografía en el currículum, demostrarías poco interés en lo que haces.

El tono tiene que ser serio y formal, no utilices ni la primera persona del plural ni la tercera del singular. Eres tú quien habla, imagínate contándole lo que pones en el currículum a la persona que lo está leyendo, y que tienes un par de minutos para ello: al grano, con seriedad y formalidad.

Es muy importante que no mientas ni fanfarronees (sí, has leído bien, que no te sepa mal, todos pensamos que no mentimos en un curriculum, pero cuando hablas de tu nivel de inglés, piensas que total, por ponerme un poco por encima del nivel que estoy no pasa nada, todo el mundo lo hace …) No, todo el mundo no lo hace, y tú no eres todo el mundo, y no te puedes permitir, especialmente en el sector de la seguridad privada, que crean que mientes o exageras, porque aunque no te des cuenta, si “te pillan” te has cerrado un montón de puertas, o bien has ganado muchos números para que no te vuelvan a coger, porque además de hacer perder el tiempo a quien te entreviste, va a estar pensando ¡qué imagen se va a llevar nuestro cliente si le mando a este o a esta!.

Consejo imprescindible y que no puedes olvidar: cuando creas que ya has acabado, ¡léelo!

Alrededor del currículum

No entregues un currículum en papel sin más, mejor envíalo por mail y redacta bien el texto del correo al cual vas a adjuntar tu currículum: esa es la primera parte de tu currículum, la presentación (si lo entregas en papel, haz una carta como si fuese el correo electrónico).

Ten en cuenta que es la primera impresión, y recuerda que sólo tienes una oportunidad de causar una primera impresión: cuida los detalles.

Explica quién eres, qué tienes (por ejemplo soy xxx, vigilante de seguridad desde el año xxx y tengo los específicos xxxx,   xxxxx y xxxx), qué buscas y por qué (es evidente que buscas trabajo, pero qué exactamente: no te importa el sector de desempeño de la vigilancia, que esté mejor pagado, no hacer turnos, hacer turnos porque necesitas ganar más dinero u otros porqués, como que quieres mejorar en tu profesión, etc)

No te enrolles y no te repitas en el correo electrónico, respecto al currículum. No ha de ser muy largo, y sí conciso, formal y que resuma lo que va a encontrar cuando lea tu currículum.

Y una recomendación final: nunca, nunca, envíes un correo electrónico a varios sitios a la vez y pongas las direcciones en modo visible. Lo ideal sería que “personalizases” el currículum y/o el correo electrónico en función de a quién se los envías, pero si no quieres llegar a ese extremo, al menos envía un mail por empresa.

Y no te cuesta nada tener un buen currículum

Piensa que el tiempo que le dediques a tener un currículum presentable lo estás empleando en mejorar tus posibilidades de encontrar trabajo, pero si no te ves capaz, o crees que te costaría muchísimo esfuerzo hacerlo, puedes optar por una solución intermedia: Si estás inscrito en nuestra lista de correo, te lo podemos hacer nosotros, envíanos un mail con tu curriculum a info@fespe.com, y vemos qué podemos hacer.

Bueno, esta es la primera ventaja que te cuento sobre pertenecer a la comunidad Fespe, pero habrá más, y más interesantes, ya iremos contando poco a poco, …

¿Recuerdas más arriba lo de … aportar lo que esté en nuestra mano para ayudarte en todo el proceso que va alrededor de encontrar y mantener un empleo de vigilante de seguridad...”? Pues eso, esto no acaba aquí …

Deja un comentario

PROGRAMACIÓN DE CURSOS

CURSOS ONLINE

Haz click en la siguiente imagen para acceder al campus virtual:
Scroll Up